¿Qué es Sahara Mezzanine?

Se llama “Mezzanine” ya que se encuentra entre la deuda y el capital de los accionistas.

El Capital Mezzanine exige menor rentabilidad que el capital de los accionistas por lo tanto, los proyectos generan mayor rendimiento.

Puede tener distintas modalidades: Deuda en segundo lugar o Subordinada, Capital preferente, entre otros.

Es una fuente de financiamiento destinada al capital semilla (Adquisición de terreno, tramitología, proyecto ejecutivo, demolición etc.)

Beneficios

Más económico que el capital

  • El Capital va al rendimiento del proyecto; mientras que en Mezzanine exige un rendimiento menor.
  • Incrementa el rendimiento natural del proyecto.

Estructuras con base a proyecto

  • Se estructura con base a las necesidades de este.
  • No se compromete la rentabilidad.
  • Se asegura la liquidez.
  • Se asegura al sano desempeño.

Capitalización de Proyectos

  • Invertimos desde la compra del terreno.
  • Gracia en capital hasta ventas; se repaga conforme a las mismas.
  • Más barato en flujo que deuda bancaria.
  • Fuente de fondeo sana.
  • Alternativa a levantamiento de capital.

Deducible

  • Intereses y rendimiento son deducibles a los ingresos.

Subordinado a Deuda Bancaria

  • Permite adquirir deuda adicional.
  • Existe flexibilidad en tiempos.
  • Permite adquirir Crédito Puente.

Diversificación del riesgo

  • Posibilidad de invertir en diferentes proyectos o industrias con el mismo capital disponible.
  • Posibilidad de diferentes fuentes de ingresos.

Invertimos hasta el 75% del Capital Necesario

Entrevista inicial

Term Sheet Pre Aceptación

2a. semana

Term Sheet final

4a. semana

Desembolso

6a. semana

Análisis del Caso

1er. semana

Presentación

Comité de inversión y de Crédito

3er. semana

Estructuración

Vehículo / Fideicomiso

5a. semana

*Aproximadamente 6 semanas desde el inicio

¿Dónde estamos?

Paseo de los Laureles #458 Int. 203, Cuajimalpa,
C.P. 05120, Lomas de Vista Hermosa, CDMX.
55 5925 6378
[email protected]

Sahara Mezzanine, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R., para su constitución y operación no requieren autorización de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público y están sujetas a la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, únicamente para efectos del Artículo 56 de la citada Ley